Blogia
The Plural Unity

suerte/BERTI

suerte/BERTI [divagaciones de Berti-mola]
¿Realmente existe algo llamado suerte? si, te compras un perro y lo llamas suerte (o un gato, o una tortuga galápago o algo así). Ayer estaba leyendo un libro de Paul Auster llamado "El Palacio de la luna", en el que un viejo pintor norteamericano ya ciego y en silla de ruedas le decía a un joven estudiante que no creía en las casualidades, que cada cosa pasaba porque tenía que pasar así y punto. En cambio, en un reciente anuncio de productos de higiene femenina aparece una chica diciendo:"...yo, ni me entero, es que tengo una suerte...".¿se puede tener suerte? ¿se puede poseer?.A veces pienso que la suerte son flujos invisibles de energia positiva que circulan por el mundo sin orden ni concierto, que hacen mejor (por mayor o menor plazo de tiempo) la vida de las personas humanas del mundo. Algún poeta borracho diría que la suerte es una ramera pintarrajeada que se pasea por la vida y tal y tal, todo muy decadentemente europeo. Y luego seguiría fumando su pitillo y bebiendo vino con las piernas cruzadas tal que así, con las gafas de pasta y el pelo hacia un lado, por supuesto (ver dibujillo del inicio). Para un matemático la suerte sería pura combinatoria elevada a la enésima potencia, pero esta idea me parece una chorrada. Hay buena y mala suerte, pero claro, es algo relativo, te puede tocar la lotería pero quizás te vuelvas un drogata, un putero y un borracho. Aunque creo que una vez claramente tuve suerte. bertjack1982@hotmail.com
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

4 comentarios

Leticia -

acepto la crítica, pero sigo pensando que lo que no es esfuerzo se resume simplemente en un conjunto de casualidades que pueden o no ponerse a nuestro favor. Está muy bien pensar que nuestras vidas en algún momento serán tocadas por la gracia de una varita mágica y entonces seremos mega felices, uy que suerte, y cuando las cosas nos vayan mal lamentarnos y achacar nuestras desgracias a la mala suerte. En realidad es otra manera de dejar el curso de nuestra vida en manos ajenas, en unas manos que ni siquiera existen (al menos con seguridad). Yo tenía unos familiares muy creyentes, y todo, lo bueno y lo malo, era para ellos obra de Dios, una vez fueron secuestrados por sendero luminoso (el grupo terrorista peruano) y lo único que dijeron es que Dios lo había querido así (sé que este ejemplo es bastante bizarro y suena raro, pero es cierto, lo juro). Es una manera muy práctica pero bastante poco realista de vivir más tranquilo con uno mismo, de evitar responsabilidades. Es más o menos la tendencia que tenemos de echar la culpa a otro, y cuando no lo encontramos, pues no lo inventamos, así, si no es Dios, es la suerte. Es divertido y relajado, pero no es real. Aunque debo admitir, mandando mi lado realista y responsable a tomar por culo, que a mi también me gusta creer, solo creer, no razonar, que la suerte existe.

Plural -

la suerte y el esfuerzo son cosas demasiado distintas, tu eres muy curranta, lo que quieres te lanzas te abalanzas sobre ello, fijas toda tu energia y esfuerzo sobre esa cosa. para ti no hay suerte que valga.
pero la suerte existe, leticia, aunque a veces debas desenfocar un poco tus objetivos, parar y mirar, la suerte no siempre es tan evidente.

Leticia -

Muy tuyo Berti.
He de admitir que yo también tuve suerte una vez, ¿o no?, realmente me lu curré tanto que era imposible no tenerla (pero duró poco), entonces ¿la suerte existe o la buscamos tanto que al final la encontramos? es como aquel que busca monedas por la calle y cuando por fin encuentra cinco duros dice "que suerte", hay que joderse, si no hace más que mirar al suelo. por lo tanto, creo que no creo en la suerte, no es ni una ramera ni una combinatoria matemática (queda muy bonito, Berti, pero te jodes) aunque sí puede ser nuestra mascota con un nombre bastante hortera... es el resultado del puto esfuerzo que hacemos todos los días para conseguir todo aquello que queremos y que muy probablemente nunca tendremos. Para aquellos que no sean tan pesimistas como mi menda les dire que siempre queda coger aire y seguir intentandolo. Yo, mientras, me sentaré aquí y esperaré tener un poco de suerte la próxima vez.

Sainz -

lo del perro llamado suerte me ha llegado. eres un puto genio
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres